El tamaño no importa, leélo
Página Web del Ayuntamiento de Cartagena Portal de Bibliotecas Inicio Bases Presentar Relatos Ranking de Relatos Votar Relatos Contacto Recomendaciones
Votar Relatos

Sólo se admite un voto por conexión IP al día.

No se admitirán votos realizados a través de enlaces de otras páginas y se eliminarán aquellas votaciones que, previo informe del Centro de Proceso de Datos del Ayuntamiento, sean consideradas fraudulentas.

El período de votaciones será del 29/04/2013 al 06/05/2013 inclusive.

Categorías Relatos

TODOS LOS RELATOS (ordenados por fecha de presentación)

 
¡AGUA!
88 votos
 
Belén Castelló Zamora
 

Me quejé de sed y me enviaron agua turbia.
Tuve calor y me mandaron el diluvio.
Mis campos se secaron y llovió arena ardiente.
Pero sueño con límpidas aguas donde naden los tritones, con corrientes subterráneas de plata y con una lluvia tan apacible como las lágrimas que lloro.


 
 
 
Amor al mar
0 votos
 
RAQUEL MOLINA SERRA
 

El sol comenzó a salir por el horizonte, mis venas absorbieron el leve calor que emanaba del alba mientras mis pies eran arrullados por las olas del mar. Me adentré en él hasta que mi sangre se volvió agua y pasé a formar parte del océano. Ahora éramos uno solo.

 
 
 
La llamada
8 votos
 
Almudena Martinez Diaz
 

Inquieta, no pudo resistirlo más. Salió de la cama, cogió el coche y condujo hasta la playa. Eran las 3 de la mañana. El invierno hacía mella y las olas se apoderaban de las rocas con furia. Pero ella solo sentía su llamada. El mar la atrajo y se fundieron.
 
 
 
El amante
3 votos
 
David Ferrer Revull
 

No soy impermeable a tu influjo, ni río de mi presa. Desierto quedo sin ti y cuando ácidamente te precipitas. Sublimas lecho que tormenta, ahí vertida la mar de brava, ¡salerosa que marea! Sigue tu corriente curso, sin sulfurarte por lo que filtren las lenguas: yo te sacaré del pozo.

 
 
 
Agua somos
0 votos
 
María José Gómez Fernández
 

Consiguió trabajo en la presa y compró la casa de sus sueños junto al río. Hacía tiempo que no llovía así. Aquella madrugada mientras dormía la presa reventó y el agua arrasó todo a su paso. El agua que le permitía ganarse el sustento ahora también le arrebataba la vida.

 
 
 
El agua es vida
0 votos
 
Vanesa Callado Cerrillo
 

El agua es esencial para nuestra vida, es una fuente de riqueza, puesto que dependemos de ella para todas nuestras necesidades. Es vida, es el motor de nuestras vidas y una fuente de riqueza para todos nosotros. Cada gota de agua es como tener una vitalidad increíble.
 
 
 
Cruce de líneas
562 votos
 
Jesús Zaplana García
 

-No digas nada, amor, sólo escucha: eres mi estrella en la oscura noche, una gota de rocío al alba, el oasis que me redime de perecer en el desierto, el mar en el que reposan todos los ríos.
- Verdaderamente conmovedor, joven. Lástima que se haya equivocado usted de teléfono.
 
 
 
H2O
6 votos
 
Zaida Sanchez Terrer
 

Aplaco la sed, nutro la tierra, extingo fuegos, lustro la piel, calmo el dolor.
Transmito, disuelvo, catalizo, me condenso.
Puedo ser lluvia, río, nieve, catarata, vapor y también música... Rocío, en la mañana fresca, recostada al amparo de una hoja solitaria.
Mi poder, con sólo tres moléculas, es INMENSO.
 
 
 
Enamorados
5 votos
 
Natividad Giménez Franco
 

Enamorados

El cartagenero y la mar, la mar y Cartagena, pareja inseparable y enamorada. -¡Qué bien hueles cariñico!
-¿Qué te has puesto hoy que estás tan radiante y hermosa?.
-¿Yo?, el perfume del azul y las olas del horizonte para venir a verte.

 
 
 
Agua entre las manos
5 votos
 
Laura Venzal Fernández
 

Sus pies se hundían en la arena a cada paso. Volvió la cabeza y lo vio venir feroz hacia ella. Ya no había vuelta atrás...
Su cuerpo dolorido y atormentado desapareció bajo el mar. Nunca más sería suya. Ahora era agua, agua que escapa entre las manos.


 
 
 
De agua.
40 votos
 
Luz Leira Rivas
 

Tenía los ojos de agua, el pelo de agua, la sangre de agua. El bebé era un niño de agua y su madre lo dejó al sol mientras tendía la ropa.
Los días de lluvia aún mira esperanzada en los charcos.
 
 
 
Sólo quiero ser agua
3 votos
 
CAMINO SÁNCHEZ OLIVEIRA
 

Sólo quiero ser agua, transparente, para que así deje de verme, aunque pueda tragarme entera. Sólo quiero ser agua, para no oler a nada y que no pueda encontrarme. Me esconderé en cualquier recoveco, fluiré sin control y huiré de aquí, gota a gota. Sólo podré esperar a que llueva.

 
 
 
Agua de vida
1 votos
 
Mª Esther Carrasco Alonso
 

África, desierto, al fondo un poblado y en primera línea una pequeña nativa de apenas cuatro años, de rodillas, abatida por la estremecedora carencia del agua de vida, postrada con su último aliento.
Jamás una imagen se adherió a mi memoria con ese carácter. Quedé marcada por su esencia.

 
 
 
Sólo un pedazo
650 votos
 
José Nicolás Sánchez
 

Chapotean los minutos. Se agota la espera. Lejos, se divisa un pedazo de tierra. Ambos abandonan la improvisada balsa. Caen desmayados.Llueve. Él se despierta. Ella no está. Sólo queda un pedazo de ella. Terror. Angustia. Vuelve al mar. Sigue nadando. Más agua. Cansancio. Lágrimas. Dudas. Y ahora qué.

 
 
 
Reflejos
0 votos
 
Pablo Vázquez Pérez
 

En ese país encantado el sapo saltaba al pozo cada vez que oía llegar a la princesa cantarina.

 
 
 
MENSAJE
0 votos
 
ENRIQUE JAVIER BASTIDA CARACUEL
 

María no emitió ni una queja, tan sólo fijó su vista en la pantalla del ordenador.
Dos cristalinas lágrimas que finalmente fueron a sumarse al agua de un caudaloso río de llanto, se filtró entre las letras del teclado, como queriendo enviar un sordo y acuso mensaje a su familia.


 
 
 
LA ESTRELLA
0 votos
 
PILAR MARCOS SILVESTRE
 

LA ESTRELLA

¡Inténtalo de nuevo, puedes hacerlo!, toma aire y suéltalo poco a poco, cógela con tus manos, no tengas miedo...lo consigo. Se me encoge el estómago cuando la siento, asciendo y la muestro. Tiemblo en la orilla, es preciosa, pero ¡se ahoga!, hundo la mano, se aleja...vuelve al agua.


 
 
 
TRIUNFO
0 votos
 
GLORIA ARCOS LADO
 

El agua acababa de llegar a la aldea. Tras muchos esfuerzos y con la ayuda de las ONG's, habían encontrado agua al excavar el pozo.
Ahora ningún niño moriría por diarrea, ni nadie volvería a enfermar de cólera, gracias una vez más, al trabajo en equipo.
 
 
 
La fórmula mágica
266 votos
 
Jone Miren Asteinza Royo
 

Claudia se pasaba los días llorando. Su vida carecía de color. Sin embargo, tenía el balcón más florido y envidiado de todo el vecindario. Había descubierto una fórmula mágica para conservar tanta belleza. Añadía al agua de riego todas las lágrimas que derramaba en sus tardes nostálgicas.
 
 
 
Hoy puede ser un gran día
1 votos
 
Noelia Vicente Castro
 

Contempló el aguacero. "Hoy también", pensó. Malhumorada, comenzó a vestirse: jersey, vaqueros, chubasquero, katiuskas. Barruntando el tráfico cogió el paraguas y salió de casa refunfuñando. Y entonces, el aguacero paró. La del quinto, regadera en mano, se despidió de sus flores mientras bendecía aquel precioso día primaveral.

 
 
 
Villa Esperanza
314 votos
 
SANDRA MONTEVERDE GHUISOLFI
 

Diez casas, iglesia, pozo central, quince viejos... Todo y todos, resecos.
Anochece, relampaguea.
¡Recemos! ¡Mejor dancemos! ¡Invoquemos a la lluvia!
¿Paganos? No! Desesperanzadamente sedientos...
No cae lluvia, sí rayos... se desata el infierno; todo y todos arden como yesca.
Sobre cenizas heladas caen gotas.
Todo renacerá, excepto la Esperanza calcinada.
 
 
 
Cuentan los patriarcas de Wolf-562
0 votos
 
josé aristóbulo ramírez barrero
 

Cuentan los patriarcas de Wolf-562 que sus ancestros del planeta azul corrompían el agua para obtener un metal dorado que apenas utilizaban. Al cabo del tiempo, aunque sus catacumbas rebozaban del susodicho todos murieron de sed.
«Mitos y leyendas», barruntan quienes los escuchan... «Los terrícolas no debieron ser tan majaderos».

 
 
 
Agua, agua y más agua
0 votos
 
Virginia Romera Calleja
 

Dos últimas lágrimas confundidas en gotas de lluvia resbalaban río abajo recordando aquel amor que pudo ser.

 
 
 
Azulados Marinos
1 votos
 
Antonio José Angosto Vera
 

Azulada ocultando el antaño, bajo el desdén del tiempo. Burbujeantes recovecos marmóreos, narrando las añejas insinuaciones, cuyo perfume la bahía arrastra. Envolviendo entre pétalos desnudos la sencillez, el despojo y la sensatez de los fieles marinos no exentos de errores, declarando así conquistas, amantes y fieles seguidores. Amor oxidado, sumergido.
 
 
 
Agridulce
1 votos
 
Elvira Martos
 

Maldecían a las gaviotas que invadieron la ciudad; pero en secreto a todos les gustaba ese olor a agua salada, y la sensación de ser marineros y poder gritar en cualquier momento "levad anclas".

 
 
 
¿Dónde vive el gusarapo?
47 votos
 
Juan Francisco Guillén Solano
 

Tan sencillo como eficaz es tener que comparar la fuerza de un torrente y la delicadeza de un remanso, y entre tanto el gusarapo fabricando ondas nos insinúa que, agua, universo y cielo es lo mismo ¡Vida!
 
 
 
Como debe ser
3 votos
 
Juan Martos
 

"Es primavera y todo es como debe ser. Si tuviéramos la nariz colocada justo al inverso, con los dos orificios hacia arriba, pronto estaríamos todos llenos de agua de lluvia"
 
 
 
La crecida
2 votos
 
Horacio Maglione
 

LA CRECIDA

De pronto percibió que era inútil. Estaba exhausto y ronco, rotas las manos de tanto golpear. Oía, en la asfixiante oscuridad, la lluvia repiquetear sobre la madera. Hizo un último esfuerzo...
.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Isidro levantó la vista y advirtió que la crecida llegaba al camposanto. Atascado en la ribera había un ataúd.
 
 
 
Informa el Capitán Jasse
2 votos
 
Isis Victoria Montellanos Oliva
 

Descendimos sobre el planeta con todo éxito. Como sospechábamos, no había ni un solo humano en pie, estaban extintos. Debajo de un cadáver encontramos la siguiente nota: "Pensar que desaparecemos, no por falta de agua, sino porque la contaminamos tanto que ya no podemos beberla. No pudimos beber el oro".
 
 
 
Náufrago
3 votos
 
Mei Morán
 

Ataque de los patos. Después el cocodrilo. El berrinche le provoca un hipo horrible. Cuando ya se va reponiendo, la marejadilla se ceba con él. Un resbalón le hace zozobrar. Casi se ahoga si no fuera por su mamá, que en el momento oportuno lo saca de la bañera.
 
 
 
Las aguas
0 votos
 
Calamanda Nevado
 

Un día radiante pensé, mientras cruzabas las piedras del río. Escuchaba el ruido de tus tacones encantado. Ya habías echado unos pasos, y corrías. De pronto tus pies se paralizaron. Te deslizaste hacia sus puntas. Los cordones iban y venían, igual que lo hacían las aguas dentro de tus zapatos.
 
 
 
Radio Hídrica
0 votos
 
VALENTINA MARTÍNEZ GIMENEZ
 

Necesitaba estar preparada, aprender del vaivén de las olas, entender sus mareas, observarla.
Ella, como la lluvia, era esquiva, de humor insondable.
Tratar diariamente con chubascos y anticiclones la exponía a bajas presiones.
Ser la chica del tiempo en Radio hídrica no era fácil, tenía que hacerse amiga del agua.
 
 
 
Líquido Amniótico
1 votos
 
Juan José García García
 

Todo desaparece cuando por las tardes me entrego a ti, me desnudo y, sin importarme el frío o calor, me sumerjo en tu húmeda tibieza y me dejo acariciar por tu suave tacto. Mientras me deslizo rodeado de tu ser al ritmo de mis brazadas, el Mundo no importa.
 
 
 
Pura vida
1 votos
 
ESTHER CUESTA DE LA CAL
 

Llueve. Por fin respiro.
 
 
 
"Grifo"
56 votos
 
Antonio Javier Pagán Peñalver
 

Incrédulo, pega la oreja a la tubería para constatar con angustia el recorrido del agua que ha brotado espléndida por el grifo, y siente un calambre en la pierna que apoya, y un pinchazo en el corazón, al recordar aquel campo de minas que sorteaba cuando iba a por agua.
 
 
 
Reflexión a la orilla del río
108 votos
 
Teresa Conesa González
 

Quisiera ser como el agua de los ríos, pasa por pedregales, por torcidos caminos, alegre, dando vida a ricos y campesinos, sin diferencias sociales, a todos riega igualmente, flores, frutos, vida ofrece. Nos llamamos humanos y regamos nuestro camino con envidias, injusticia, maldad. ¿Cuándo haremos como el agua? !Vamos, comenzad!
 
 
 
Sǔn Shī
280 votos
 
Miguel Berzal de Miguel
 

De las lágrimas que derramó sobre el agua surgieron dos niños. Después de ordenar al viento que informara a su marido, Sǔn Shī se desvaneció. Shen esculpió sobre las rocas del lago Sǔn Shī, una palabra que hasta entonces no tenía significado pero que, desde aquel momento, significó pérdida.
 
 
 
El agua de mi vida
1 votos
 
Antonio Serrano Sanchez
 

Mujer, naciste en las montañas, te vi correr por los desfiladeros, saltar en las cascadas, jugar en los rápidos, reproducirte en el valle y madurar junto a mí, para llegar unidos al mar. Eres mi río, eres mi vida.
 
 
 
Lo que nadie dijo
0 votos
 
Fco. Javier Machín Vera
 

Las aguas se abrieron delante de ellos. Lo que nadie dijo fue que un bañista que allí se encontraba, vio como un brazo de agua se abalanzaba sobre él causándole, lo que los médicos denominaron, ahogamiento por milagro. Moisés preguntado por el hecho, sólo pudo decir: ¡Si me queréis, irse!
 
 
 
EL MAR
41 votos
 
Raúl Garcés Redondo
 

Sus manos no están encallecidas por remos, sogas y redes. Ni el rostro curtido por el sol, el aire y la sal. Muy lejos queda el mar que dio sustento a sus ancestros. Pero en el silencio de la noche todavía sueña con hermosas sirenas.
 
 
 
Esperanza
0 votos
 
Almudena Martinez Diaz
 

No quiso abrir los ojos pero sabía dónde estaba. Imaginó la cálida luz del sol, respiró hondo y relajó su cuerpo. Y allí quedó, flotando en la noche, con la esperanza de regresar a tierra.
 
 
 
Esencia Secreta
0 votos
 
Manuel Francisco Mota Cadenas
 

En esta noche de soledad me sumerjo sin control y viajo hacia desconocidas profundidades, territorios insondables, para acabar varado en silenciosas orillas de aguas poco profundas, sintiendo como las propias olas me acunan con ternura, adentrándome en un sueño donde, una vez más, te hallaré siempre latiendo a mi lado...

 
 
 
El camino de regreso
0 votos
 
Martina Trogliero Torres
 

Un beso bajo la lluvia, hacer el amor en la bañera, el cristal empañado de amor, fueron sus últimos recuerdos mientras veía cómo se alejaba en aquel mar sin calma. Las olas jamás lo trajeron de regreso.

 
 
 
Agua clara, pero no transparente
40 votos
 
Virginia Giménez Pérez
 

Preciado regalo, necesario para subsistir. Da la vida a los campos haciendo germinar su semilla. Resalta la belleza de la rosa, en la mañana temprana. Da comida al pescador, y bendice las Iglesias. Limpia ciudades, calles y malos humos. Pero cuidado, a veces también descarga su furia, remolinea y mata.
 
 
 
2 votos
 
Martín Soto Alonso
 

Tú,
calmas mi sed,
de gota en gota,
coloreas el planeta,
haces crecer a la semilla,
que conozcamos ríos y mares,
formas parte de nuestra vida,
a veces en una nube,
a veces desde una tubería,
caliente o fría,
así eres agua,
blanca y pura,
tan llena de vida.
 
 
 
La solución
0 votos
 
María José Villarroya Durá
 

El hombre que yo amé se ha convertido en un asunto insoluble. Él me ama los días con lluvia. Yo le quiero los días de sol. Al filo de la madrugada cada noche sentimos alejarse la remota promesa de un encuentro. Tal vez tenga una solución el arco iris.
 
 
 
No podía ser
259 votos
 
Cristina Martínez García
 

Lo veía en las sombras que poblaban los rincones de aquella selva de asfalto. Quimeras febriles que le recordaban cuál era la única verdad... El único origen de todo... Aquella sensación de pérdida absoluta corroyendo las entrañas... Ella era viento fresco de alba, mientras él, sólo agua... No podía ser.

 
 
 
SAFIN
3 votos
 
MIGUEL ÁNGEL GARCÍA RODRÍGUEZ
 

Safin recordaba lo que había padecido su familia antes de construirse el pozo. Desde que el preciado líquido empezó a brotar, tenían cada día los cuatro litros por persona necesarios para vivir.
-¡Báñate! -dijo repentinamente su madre de acogida española-, ¡que la piscina nos cuesta un riñón!
 
 
 
CRISIS
0 votos
 
Antonio Ortuño Casas
 

Al agua patos, a nadar contra viento y marea hasta alcanzar las costas del nuevo mundo donde empezar a desarrollar uno bien diferente... Los niños se divertían con los juegos acuáticos en los que yo como su instructor intentaba alejarlos del viejo, que nosotros los mayores estamos clausurando.
 
 
 
Reconquista
232 votos
 
Ana María de los Ángeles Sánchez Gandarillas
 

Recorrió mi cuerpo en un abrazo interminable, delicado, con lentísimas y sensuales caricias de abajo arriba, escalofriándome... No llegamos a nada; al rozarme la boca me asusté y le dejé plantado en la orilla de la playa, pero aprenderé a nadar y seré yo quien conquiste al mar.

 
 
 
Moneda de cambio
0 votos
 
Miguel Martínez González
 

- Aquí tienes, el camión con lo que acordamos. Eso de ahí será lo mío.
- Sí, tres meses de vida, si la administras bien.
El contrabandista de agua se acercó al camión.
- ¡Oye! no acordamos esto, consume mucha agua.
- Ya sé cuánto consume, es mi hermano.

 
 
 
El pozo
69 votos
 
José Luis Ríos Calvo
 

Vio el pozo en la distancia y corrió hacia él sacando fuerzas de flaqueza. Tres días llevaba perdido, sin agua ni alimentos, desde que se cayó de la moto en este maldito Paris-Dakar. Al llegar al pozo un letrero indicaba: agua contaminada. Se sentó, lloró... y bebió.
 
 
 
APAGÓN
0 votos
 
Ignacio Rubio Arese
 

Igual que hacen las ballenas, Jonás echa chorros por la boca de vuelta a la superficie. Sus géiseres, inexorables, perforan la noche, apagando los astros uno a uno.

 
 
 
Nuevo testamento (El día del bricolaje)
0 votos
 
miguel escudero
 

¡Arregla la cisterna, que gotea!
-Es una gotera e irá a más.
-Y por eso, te quedas acostado.
-Es sábado.
-La cisterna rota y tú serrarás tabloncitos.
-Establezco prioridades.
-¿otro fin de semana en casa?
-Te compensaré.
- ¿Ah, sí?... ¿con un crucero?
-No exactamente.
-Noé, ¿Sigo pareciéndote atractiva?.
 
 
 
Pensamientos de una gota
8 votos
 
José Velázquez
 

Caigo. Todo es tan bello como imaginé. No soy el único, miles emprendemos el camino por primera vez, también está ella. Descansaremos juntos mecidos por las olas del mar hasta que envueltos en vapor, el sol nos devuelva a casa.

 
 
 
ROCÍO
0 votos
 
Juana Isabel Andreo Campillo
 

Eres mi elixir de vida, cuando por la mañana acaricias mi cara, sentir tu sabor, tu olor a tierra mojada. Rocío así te llamas.
 
 
 
Musa ibn Nusair
414 votos
 
Almudena Azor Sola
 

Recordando antepasados remotos contemplo cómo avanzas penetrándolo todo, sin prisas, concienzudamente, dando vida. Tú sí que entiendes de brotes verdes. Gracias por conquistarnos.
 
 
 
PRINCIPIANTE
273 votos
 
LORENA GARCIA FERNANDEZ
 

Se asomaba como una diosa. Quise conquistarla, remé hasta acariciarla. Su melena rizada y sus curvas imponían. Me lancé sin escrúpulos flexionando mis rodillas. Cuando mi cuerpo rozó su piel espumosa ya era tarde. No era ola para un novato...tragué litros de agua salada.
 
 
 
Centrifugado
9 votos
 
Laura Téllez Vilà
 

La proa empezó a rasgarse. El agua se coló con agresividad e impertinencia por cada vértice del barco. Las letras se desvanecieron y entintaron nuestras entrañas. Ya no podíamos volver al bolsillo del pantalón de dónde habíamos salido. Sólo yo, escondido en un impermeable, logré sobrevivir al centrifugado.

 
 
 
Ser agua
4 votos
 
Rafael Enrique Aracil Alemañ
 

Ser agua, beber de tus mismos labios, acrecentar la pasión, siendo mar entre tus manos. Alba, tenues pinceladas de luz despuntan y empuja, con fuerza, el horizonte al sol para que la inocencia de un nuevo amor colme de sueños marinos cada granito de sal a orillas de mi destino.
 
 
 
Amor deshidratado
2 votos
 
Elena Jiménez
 

Ella bebía los mares por él. Él bebía "gyn tonics" para olvidarla. Las lágrimas saladas que resbalaban por sus rostros, pronto sirvieron para calmar la sed de aquellos peces del acuario que no temieron al amor.
 
 
 
chapoteando
0 votos
 
Raquel Lozano Calleja
 

No halló en la rana a su príncipe azul, pero sí en su charca la poesía.
 
 
 
EL MILAGRO NECESARIO
0 votos
 
Edweine Loureiro da Silva
 

Cansado de oír las quejas de la multitud, transformó el agua en vino... y se emborrachó.

 
 
 
El muro
0 votos
 
César Romero
 

Agua, pidió mi hijo. ¡Agua!, que si no me muro. Mi mujer y yo lo miramos y le preguntamos a la vez: ¿que si no te qué? Levantó la cabeza del mantel que pintarrajeaba y no, no le corregimos. Habrá mayor muro que la muerte, pensé mientras aún nos sonreíamos.
 
 
 
Comunión
60 votos
 
Raúl Gómez Lozano
 

Mi abuelo olía a pescado. Era uno de los argumentos que mi madre esgrimía para suplicarle que abandonara el mar, pero él siempre se negó.
Hoy, en los días lluviosos, ella se entristece al recordar la tormenta que lo mató. Yo no. Me gusta que las gotas huelan a pescado.
 
 
 
Espíritus del agua
0 votos
 
Sonsoles Avalos Arias
 

Bien dicen los hombres sabios que son los frascos pequeños los que albergan las esencias puras. Adéntrate pues en el bosque una mañana, con las primeras luces del alba, para descubrir allí, sobre las tiernas hojas que despiertan al día, los espíritus del agua respirando en las gotas de rocío.
 
 
 
En el lago
2 votos
 
César Romero
 

Ya está, ha susurrado mi cuñada al teléfono. Tras colgar he perdido la mirada tras el cristal. Como Al Pacino mientras uno de sus matones asesinaba a su hermano Fredo en "El Padrino II". Y he visto cómo mi hermano caía al agua, desplomado, ignorante. O quizá no tanto.
 
 
 
SED
48 votos
 
Joaquín Granados Gázquez
 

Estoy cansado, en esta cama vacía. He soñado que te buscaba, desesperadamente, y no te alcanzaba. Despierto, te busco. Alargo mi mano, hasta que mis dedos, ya cerca de ti, te alcanzan. Mis labios te besan, se mojan, te beben. Dejo el vaso en la mesita. Descanso.
 
 
 
Ciclo vital
13 votos
 
Manuel Nebot Granell
 

Del estanque escapó el arroyo.
El arroyo se hace río corriendo por altos valles.
Del valle bajará al llano y amansará su corriente.
La mar golosa lo sorbe y en su inmensidad lo esconde.
Suspiros de mar son las nubes que subirán a los montes a llorar en los estanques.
 
 
 
el agua
57 votos
 
EMILIO MARTINEZ RUIZ
 

Érase una vez una princesa llamada agua.
Un día apareció el principe de la tierra seca,
diciéndole ven a mi ciudad la sequía,
la madre de ella H2O
llenó los manantiales,
el caso de las tierras se resolvió,
no hubo más problemas
y nuestros protagonistas fueron felices para siempre.
 
 
 
Demasiado tarde para volar
5 votos
 
Emi Sebastián
 

Comenzó la tormenta en el mismo momento en que cerraron el grifo de la fuente, que goteaba con profusión desde hacía varias horas.
Intentó levantar el vuelo pero era demasiado tarde.
El agua le sobrepasaba los muslos y amenazaba con cubrirle las alas.
 
 
 
Sonrisa líquida
187 votos
 
Valentina Martínez Gimenez
 

Investigaron en el Nilo, cerca de las pirámides.
Recorrieron el Amazonas.
Remontaron el río Yangtsé, incluso buscaron en la presa de las tres gargantas.
Mas nunca la encontraron.
Ajena a todo, en forma líquida, la última gota de vida permanecía escondida en la cantimplora de aquella niña ciega que sonreía.
 
 
 
La fuente de agua en Roma
0 votos
 
Elena Duce Pastor
 

El niño acudía deprisa a la fuente. Ya expiraba el día y la domina de la domus donde trabajaba le había indicado que debía traer el cántaro lleno para la cena.
Pero antes de llenar el jarro bebió largos tragos de agua limpia y pura, que tanto escaseaba en Roma.
 
 
 
¿Aprenderemos?
11 votos
 
MARÍA ISABEL MARTINEZ
 

Tierras sedientas circundaban una aldea poblada por familias resecas. Descargó la lluvia y creció un manantial. Su fluir se tiñó de rojo. Los sedientos siempre querían más, el pánico y la avaricia, hicieron el resto. Ahora un río abundante atraviesa un poblado habitado solo por buitres, ellos comparten el agua.

 
 
 
LA FUENTE
287 votos
 
Maria Isabel García Carretero
 

Venías sediento, sudoroso, deseoso de beber agua fresca y clara de la fuente. Mientras bebías, yo miraba como te resbalaba el agua por tu boca, tu cuello, tu pecho... Entonces soñé: ¿y si yo fuera ese agua para poder rozar tus labios, tu torso...? Te atragantaste, tosiste y desperté.
 
 
 
Liberación
0 votos
 
Érika González Leandro
 

Agarrada fuertemente a la barandilla del barco, cerró los ojos y se dejó vencer por la catarata. Sabía que como lágrima había llegado su turno aunque no entendiera todavía la razón del viaje. Tuvo que hacerse charco y observar una pequeña sonrisa de la que fuera su dueña para comprenderlo.
 
 
 
El vaso
0 votos
 
Rocío Ruiz Aguado
 

Ella bebía un vaso de agua al acostarse. Y cada noche se ahogaba en sus sueños.
 
 
 
Oasis
1 votos
 
Miguel Pérez Gracia
 

Aquella mano retiró la arena que cubría mis párpados. Aunque mis rodillas continuaban clavadas sobre aquella duna, supe entonces que tendrían fuerza para llevarme hasta su orilla.
Me hizo ver. No era un espejismo.
Pronto lo alcanzaré, y las mañanas serán interminables paseos bajo el envolvente frescor de las nubes.
 
 
 
Agua personificada.
1 votos
 
Caridad Molero Martínez
 

Es agua, tiene apariencia de persona pero es agua. Sólo él es capaz de provocarme sed y, a la vez, sólo él es capaz de calmarla.
Sólo él con su abrazo es capaz de hacerme subir al cielo,como el agua que asciende al vaporizarse.
 
 
 
¡"Drop"!
221 votos
 
Antonio Martínez Gómez
 

Llegó el frío y con él la gran caída. A su alrededor, miles de gotitas compartían el mismo destino. Mientras se precipitaba al vacío, errante, el mundo, que hasta entonces parecía tan pequeño y lejano, empezó a definirse y a hacerse cada vez más grande. La imagen era sobrecogedora.
"Drop".
 
 
 
El acuario de los deseos satisfechos
7 votos
 
María José Villarroya Durá
 

En el acuario de los peces tropicales aletea un pececillo. En otro tiempo fue estresada directora de empresa. Hasta el día en que, visitando el acuario deseó vivamente ser aquel pececillo que aleteaba sereno. Ahora sólo espera algún incauto que, como ella, no le preste atención a los carteles.

 
 
 
Fracking
0 votos
 
ARTURO ÁLVAREZ FERNÁNDEZ
 

El viejo pueblo rezaba por resurgir de la nada. Por fin su salvador llegó vestido de fracking, como respuesta a sus plegarias. El crecimiento efímero inclinó la balanza. En su último aliento, el pueblo reconoció en el agua a la vida. Y a su asesino, vestido elegante de falso progreso.

 
 
 
Hotel: El ladrón del agua.
0 votos
 
María José Villarroya Durá
 

De todos los inusuales sucesos que ocurrieron allí, ninguno como el de Olvido Ausencia. Raro era que el agua ascendiera por los grifos del hotel, que tras sus ventanas lloviera hacia arriba, pero que a Olvido se le secaran las lágrimas después de tantos años resultó para todos verdaderamente inexplicable.
 
 
 
Liberación
1 votos
 
Érika González Leandro
 

Agarrada fuertemente a la barandilla del barco, cerró los ojos y se dejó vencer por la catarata. Sabía que como lágrima había llegado su turno aunque no entendiera todavía la razón del viaje. Tuvo que hacerse charco y observar una pequeña expresión de liberación de su dueña para comprenderlo.
 
El tamaño no importa, leélo
El tamaño no importa, léelo © 2017
Ayuntamiento de Cartagena